¿Sabes cuándo empezar a darle sólidos a tu hijo?

‘El niño ya come solo’ propone que el bebé aprenda a comer de una manera sensata, divertida y disfrutando de la comida, además de contribuir a desarrollar habilidades naturales, como la coordinación visomotora y la masticación.

La autora recomienda iniciar el proceso de introducción de sólidos a partir de los seis meses de edad, cuando el bebé ya puede sentarse solo.
Se basa en la idea de que el bebé empiece a comer solo, a trocitos, desde el principio de la introducción de sólidos, desterrando el mito de que se debe empezar por alimentarles con cuchara.

Con este método se dice adiós a los purés y a las papillas y se le permite al bebé decidir qué y cuándo comer, experimentando con la comida y a su propio ritmo.

Una reflexión de introducir los sólidos después de los seis meses:

  • Los sólidos no contienen tantos nutrientes y calorías como la leche materna o la preparada. Los bebés pequeños tienen estómagos igualmente diminutos, por lo que necesitan una fuente de calorías y de nutrientes concentrada y de fácil digestión para crecer de manera saludable. Sólo la leche materna y la preparada tienen estas propiedades, por ello un bebé hasta los nueve meses estaría bien nutrido aunque no tomara sólidos.
  • El sistema digestivo del bebé no está preparado para asimilar todos los nutrientes de los sólidos, por lo que estos alimentos pasan sin proporcionar nutrición suficiente.
  • Si ingiere sólidos demasiado pronto, al bebé deja de apetecerle tomar el pecho o el biberón, por lo que ingiere todavía menos alimento.
  • Los bebés que ingieren sólidos demasiado pronto sufren más infecciones y corren mayor riesgo de desarrollar alergias que lo que siguen alimentándose de leche hasta los seis meses, porque sus sistemas inmunitarios aún no han acabado de madurar.

Ofrecer sólidos a los bebés antes de los seis meses de edad les hace más susceptibles a factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión arterial.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que todos los bebés deberían, en la medida de lo posible, alimentarse exclusivamente de leche materna hasta los seis meses de edad, y que los alimentos sólidos deberían introducirse gradualmente a partir de entonces.

Más información: “El niño ya comesolo”, Gill Rapley · Tracey Murkett. Ediciones Medici

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s